Cuentos de Ana

Quienes me hablan al oído

Sus sonidos, sus instrumentos.

Con el tiempo fue identificando SUS sabores favoritos, sus colores favoritos, sus lugares favoritos y encontró su instrumento favorito, aquel que podía disfrutar por horas con los ojos cerrados o abiertos, solo escuchándolo mientras hacía otras cosas: leer, trabajar, preparándose para dormir, acomodar sus cajones, lavándose los dientes o simplemente estar, estar con Ella.

Pero ver las interpretaciones de Yo-Yo Ma, irse a su historia, ver la manera cómo son uno, el violoncello y él, el cariño con que toca el instrumento, la dedicación y cuidado, la creación que surge a partir de saber el potencial de una pieza y la energía que puede impregnar en las cuerdas combinadas con la madera, con esa caja de resonancia, con la tensión de los dedos y el movimiento del arco, fue como esa frase que aplican de otra manera: “quédate con quien te trate así” ante lo nuevo y lo conocido, ante lo improvisado o lo que por años ha estado en las partituras.

“Quédate contigo y trátate así”, con cuidado, escuchándote, sintiéndote, con delicadeza, ternura, pasión, maestría, práctica, dejándote entrar por todos los sentidos hasta volverte uno de manera consciente.

Ella estaba convencida de que seguiría encontrando sus favoritos en colores, sabores, olores. Al tacto, a la vista, a la sensación, a lo que la excitaba, la apasionaba, la relajaba, la hacia disfrutar o la confortaba en los momentos grises.

Ella seguiría definiendo sus favoritos, como aquellos sabores que te hacen cerrar los ojos para identificar cada detalle, todo lo que aparece cuando se mezcla en la boca: lo jugoso, lo chispeante, lo salado, lo dulce, lo suave, lo crocante, lo cremoso, lo seco; todo en combinación con el olfato, la vista, el tacto, deteniéndose en cada ingrediente de manera lenta y apaciguada, haciéndote vibrar, provocando un escalofrío que te impacta, te espanta, pero no quieres dejar de sentir.

A veces la vida te lleva por caminos que decides andar sin cuestionarte si es lo que te gusta o es lo que quieres porque no tienes tiempo y las obligaciones te apremian, estás en una carrera donde las prioridades son otras, incluso tú no eres prioridad.

Los deberes, las convenciones sociales, el no conflicto, la comodidad o la ignorancia te llevan a aceptar lo que se va apareciendo y de repente te das cuenta que te mimetizas y tu esencia se va ocultando en capas que no son tuyas, en palabras que no son tuyas, en ideas que no son tuyas, pero cuando llegues aquí, detente y voltea, saca las fotos de los últimos años, vete, escúchate, recuérdate e identifica dónde proyectas tu ser y dónde no, agradece lo vivido, lo aprendido, lo decidido, pues es parte del camino, pero empieza a definirte, reencontrarte y quedarte con lo que si eres tú.

Agradece por lo que fue parte de este crecimiento para llegar a ti, pero suelta, define, bendice el camino para encontrar a quien disfrutas ser y con quien pasarás el resto de tu vida no importando el tamaño de tu vela, estarás contigo, con lo que gozas siendo.

La primera vez que se detuvo a escuchar sin distracciones y en realidad se dedicó a escuchar, encontró en el violoncello esa nota que la hacía vibrar hacia la paz y Yo-yo ma fue parte de esa flama en la consciencia del Yo.

The Bach Project Yo-yo ma. https://bach.yo-yoma.com/

#cuentosdeAna #consciousness #deepthoughts #finding #freedom #myself #feelings #sense #myown #music #cello #yoyoma #laeternaviajera

@analiliabarbosa

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star